TRES CLAVES PARA EVITAR INTERRUPCIONES EN LA CADENA DE SUMINISTROS TRAS UN CONFLICTO MUNDIAL

 

En medio de la crisis mundial que enfrentamos en la actualidad, las compañías deben prepararse y crear estrategias que les permitan enfrentar interrupciones en sus cadenas de suministros.

Santiago, 29 de agosto del 2022.- La tensión política entre China y Taiwán en los últimos días ha generado una nueva inestabilidad mundial. Esta situación se suma a la actual crisis económica que está ocasionando la interrupción de algunas cadenas de suministro, lo que ha ocasionado escasez de productos a nivel global. Todo este escenario se traduce en más inflación, lo que sin duda complejiza las economías de todo el mundo.

La crisis de microchips golpea significativamente al sector. “Los semiconductores son necesarios para construir los circuitos electrónicos de las tecnologías inteligentes. Con una capacidad productiva limitada, la demanda de semiconductores sólo va en aumento. A esta situación se suman los precios en aumento de los productos electrónicos y la reducida disponibilidad de equipos de última generación creando así desabastecimiento”, comenta Leonardo Navarrete, gerente comercial de STG Chile.

De acuerdo a la coyuntura actual, el rol de la logística ha tomado un protagonismo mayor en la cadena de abastecimiento, teniendo que especializarse en cuatro pilares como la planificación, la producción, el abastecimiento y el transporte. “Aunque cada área tiene su propio enfoque, un conocimiento holístico de cada una de ellas es esencial para liderar situaciones que compliquen la cadena de suministro”, agrega Navarrete.

Para liderar y orientar la productividad de la industria, STG recomienda a las empresas que se preparen con el fin de evitar interrupciones en la cadena de suministro tras el conflicto mundial:

1.- Considerar el costo total de propiedad y no solo el precio. Una ventaja competitiva para las empresas que buscan ser exitosas, es cambiar el foco de solo mirar el precio de compra, a comprender el costo total de poseer o de consumir un producto o un servicio. Proporcionar un servicio que entregue valor, en lugar de reducir los costos en cada sector de la cadena de suministro, generará ventajas competitivas a largo plazo.

2.- Contar con una mejor visibilidad. La falta de sincronización de datos es una de las mayores causas de fracasos. Pensando en la industria logística actual, es relevante que las empresas con cadenas de suministro tradicionales den el primer paso y establezcan una relación con un operador logístico o partners tecnológicos que respondan a las necesidades más específicas del negocio.

De acuerdo a una encuesta realizada por Gartner, la visibilidad de principio a fin en la cadena de suministro trae como resultado una reducción de costos en un 20%, reduce la rotación de inventarios de 10 a 7 días, mejora la experiencia del cliente y agiliza el proceso de transporte en un 5%.

3.- Realizar el planeamiento basado en los tiempos de hoy. Anticipar y abastecerse de insumos, materiales o equipos, son necesarios para el negocio, incluso programas de mantenimiento de maquinaria y equipos que aseguren mayor tiempo de uso. Para garantizar ello, existen soluciones para predecir de manera inteligente problemas y oportunidades potenciales, ofrecer recomendaciones de acción basadas en el aprendizaje automático y pivotar los planes de producción, inventario y mano de obra para minimizar el riesgo.

Hoy la visibilidad en la cadena logística se define como la capacidad de trazar, monitorear y obtener data relevante en todo el proceso, brindando la capacidad de desarrollar y tomar decisiones que puedan llevar a eficiencias operacionales ante problemas inesperados.

Fuente: www.revistalogistec.com