TERMINALES PORTUARIOS CHILENOS LOGRAN EFICIENCIAS ENERGÉTICAS SIMILARES A PARES EUROPEOS Y NORTEAMERICANOS

Conecta Logística, en conjunto con el Programa de Desarrollo Logístico del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, presentó los resultados de la primera Encuesta de Consumo Energético y Emisiones 2021, en la cual se señaló que los terminales portuarios chilenos logran eficiencias energéticas similares a pares europeos y norteamericanos.

Si bien los terminales de Chile, con menor consumo energético por volumen de carga transferida, son comparables con puertos del viejo continente o Estados Unidos, las emisiones de CO2 asociadas a dicha energía son mayores en la entidades chilenas, ya que está directamente relacionado con la utilización de generadores eléctricos y maquinaria de manipulación de carga diésel. Ello conlleva 28% más de emisiones de CO2 equivalentes que las del Terminal Sur del Puerto Barcelona, a pesar de que consumen relativamente la misma energía.

Entre los principales resultados de la encuesta destaca que hay distintos niveles de madurez respecto de los procesos de medición y gestión del consumo energético y emisiones en los puertos estatales y sus terminales. En relación a los datos, se pudo determinar que durante el año 2020 los terminales totalizaron un consumo energético cercano a 194 GWh, del cual el 82,8% se concentró en la zona centro-sur, el 15,5% en la zona norte y el 1,7% restante en la zona austral.

Bajo este contexto, el ministro Juan Carlos Muñoz explicó que “el análisis de los datos de la encuesta muestra que algunos de nuestros terminales logran eficiencias energéticas similares a puertos europeos o norteamericanos, como el Puerto de Barcelona o el de Los Ángeles, aunque con mayores emisiones de CO2 equivalente. Lo anterior se explica por el mayor uso del diésel, en Chile, como fuente de energía para la maquinaria que se utiliza para la operación portuaria. De este modo, se vislumbra una oportunidad de avanzar hacia el uso de tecnologías más limpias”.

La encuesta arrojó que la principal fuente de la energía consumida en los puertos proviene del diésel, con 64% del total, mientras que el resto se obtiene en 33,4% de la red eléctrica y 2,6% de otras fuentes menores. Cabe indicar que esta proporción varía por macro zona, ya que en la zona austral (desde la región de Los Lagos hacia el sur) el 90% de la energía proviene de la red eléctrica, mientras que en la macro zona norte (desde la Región de Atacama hacia el norte) esta fuente de energía representa solo el 19,5%. La macro zona centro-sur, en tanto, consume un 62,8% de energía a partir del diésel, y un 37,2% desde la red eléctrica y otras fuentes menores.

Al observar el consumo de energía promedio por cada tonelada transferida, se observan resultados que reflejan la heterogeneidad de los terminales chilenos. Así, en la zona norte para transferir una tonelada de carga se requieren 4,4 kWh de energía; en la zona centro-sur 4,8 kWh; mientras que en la zona austral es de solo 1,5 kWh. Resulta relevante mencionar que en la zona austral existe una proporción de carga que se transfiere por sus propios medios (por ejemplo vehículos) o que no implica el suministro de energía por parte del terminal.

Si se atiende sólo los terminales que transfieren principalmente contenedores, se obtiene que para transferir un contenedor con carga refrigerada se requiere en promedio 3,6 veces más energía que la requerida para un contenedor seco.

Otro importante resultado es que, si los terminales portuarios apuntan a igualar al terminal más eficiente en el consumo energético por unidad de carga transferida en Chile, se estima que ahorrarían entre 12% y 40% en el gasto destinado a energía.

Del total de emisiones de Dióxido de Carbono reportadas por los terminales, y considerando solo aquellas fuentes propias del terminal (no se consideran las naves o remolcadores, ni camiones de terceros externos al terminal), el 48% proviene de los equipos de manipulación de carga, 30% de vehículos propios del terminal y 20% de equipos para mantener refrigerada la carga que lo requiera. El 2% restante se asocia a otras demandas energéticas como iluminación de oficinas.

En línea con lo anterior, la directora ejecutiva de Conecta Logística, Mabel Leva, señaló que “con estos resultados inéditos se busca aportar al diagnóstico sobre el consumo energético, la eficiencia en su uso y el gasto asociado, así como dar visibilidad a iniciativas realizadas por los distintos terminales portuarios para medir las emisiones de dióxido de carbono asociadas a su operación”.

“Una de las áreas de trabajo de Conecta Logística será aportar con información y apoyar en el desarrollo sostenible del sector logístico. Continuaremos aplicando esta Encuesta de Consumo Energético y Emisiones anualmente junto al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, por lo que invitamos a los puertos privados a que se sumen a esta medición para, de esta forma, aportar con información relevante para la toma de decisiones públicas y privadas”, complementó.

Entre los proyectos que ya se están llevando a cabo por parte de Conecta Logística y el Programa de Desarrollo Logístico, destaca el Estándar de Sostenibilidad Portuaria, construido como Acuerdo de Producción Limpia junto con la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, y el Sistema de Empresas SEP. Con este Estándar de Sostenibilidad, alineado con las principales certificaciones sostenibles en Chile e internacionalmente, se ofrecerá un espacio común para avanzar en la sostenibilidad ambiental, social y territorial de la actividad portuaria.

Finalmente, el cuestionario fue aplicado a las diez empresas portuarias estatales. Su elaboración contó con el apoyo de Corfo y con la colaboración de la Universidad de los Andes de Colombia y la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Fuente: www.portalportuario.cl