Soluciones tecnológicas claves para las cadenas de suministro

Gartner realizó recientemente una encuesta donde participaron más de 500 profesionales de la cadena de suministro, cuyo objetivo principal es comprender cuáles son sus retos a nivel tecnológico, así como los nuevos avances que están implementando para mejorar los procesos logísticos globales.

Es en este contexto que, por ejemplo, el Big Data, el Internet de las Cosas (IoT), la analítica e inteligencia avanzadas han llegado al sector para quedarse definitivamente y se calcula que para el año 2024, el 50% de las empresas invertirán fuertemente en aplicaciones que utilicen la Inteligencia Artificial y por cierto la Analítica Avanzada.

El estudio realizado por Gartner, ha identificado de esta manera ocho tendencias clave que servirán para acelerar la transformación digital durante los próximos años, estas herramientas tecnológicas son:

Hiperautomatización: una combinación de tecnologías, como Inteligencia Artificial, ‘machine learning‘, maquinaria inteligente o procesos de automatización robótica, para facilitar o automatizar las distintas tareas y actividades que antes requerían la intervención humana.

Gemelos digitales en la cadena de suministro: una representación digital y dinámica, en tiempo real, de las diversas asociaciones entre los datos de la cadena de suministro física, para una mejor toma de decisiones.

Experiencia y aplicaciones inmersivas: el uso de Realidad Virtual, Realidad Aumentada y Realidad Mixta permite a los usuarios adentrarse en un mundo virtual a través de una experiencia avanzada.

Ecosistemas periféricos: la combinación del llamado ‘edge computing‘ y el ‘edge data processing‘ a través de redes de recursos humanos, máquinas inteligentes, sensores y sistemas de computación, permite tomar decisiones informadas, fiables, seguras y ágiles en las empresas.

Seguridad en la cadena de suministro: esto incluye tanto el refuerzo de la seguridad a nivel físico, en lo que respecta a dispositivos, máquinas, productos, infraestructuras y activos, y en el ámbito de los datos, lo que incluye la información del cliente, las transacciones, los datos personales o la propiedad intelectual.

Criterios ESG: los criterios medioambientales, sociales y de gobernanza permiten evaluar la fortaleza de una compañía y su habilidad para gestionar su impacto medioambiental y social.

Inteligencia Artificial y analítica embebidas: las capacidades de software que permiten entregar informes en tiempo real, visualizar datos interactivos y utilizar la analítica e inteligencia avanzadas dentro de aplicaciones de negocio.

Inteligencia de datos aumentada: esta herramienta consiste en el uso de tecnologías existentes y otras nuevas combinadas con datos recogidos del ecosistema, para proporcionar información valiosa, previsiones y sugerencias que pueden ayudar a conseguir una cadena de suministro más conectada.

Fuente: www.mascontainer.com