Riesgo en alta mar: Incendios por baterías de iones de litio

Las pérdidas en el transporte marítimo se han reducido a más de la mitad en la última década, pero los incendios a bordo de los buques siguen siendo uno de los mayores problemas de seguridad para la industria.

Así lo indica un estudio de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), donde indica que representaron el 18 % del valor de más de 240.000 siniestros de la industria de seguros marítimos entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2021, por un costo aproximado de 9.200 millones de euros.

Como recuerda en su publicación Allianz Global Corporate & Specialty, en marzo de 2022, el incendio y posterior hundimiento del buque ro-ro Felicity, significó la pérdida de unos 4000 vehículos y puso firmemente en el centro de atención los riesgos asociados con el transporte de vehículos eléctricos (EV) y las baterías de iones de litio (Li-ion) que ayudan a alimentarlos.

Aunque es posible que nunca se sepa la causa exacta del incendio, se cree que la presencia de baterías de iones de litio a bordo agravó las condiciones del incendio, y dado que la creciente popularidad de los vehículos eléctricos significa que muchos más vehículos con baterías de iones de litio serán transportados por mar en el futuro junto con el hecho de que este no fue un incidente aislado, es crucial que la industria marítima se centre en la prevención de pérdidas y el fomento a mejores prácticas.

Al respecto, un reciente boletín de riesgos de AGCS titulado: “Baterías de iones de litio: riesgos de incendio y medidas de prevención de pérdidas en el transporte marítimo”, destaca cuatro peligros principales:

Incendio: Las baterías de iones de litio contienen electrolito, un líquido inflamable.

Explosión: Resultante de la liberación de vapor/gases inflamables en un espacio confinado.

Fuga térmica: Un incendio que se autocalienta rápidamente y que puede provocar una explosión.

Gases tóxicos: Emanados por el tipo de carga que pueden transportar.

Las causas más comunes de estos peligros son la fabricación deficiente de celdas/dispositivos de batería, sobrecarga de las celdas de la batería, sobrecalentamiento por cortocircuito y celdas o dispositivos de batería dañados. Pueden deberse a un embalaje y manejo inadecuados o al desplazamiento de la carga en mares agitados si no se asegura adecuadamente.

Vehículos eléctricos en Car Carrier y dentro de contenedores de carga

Si bien los EV son intrínsecamente seguros, representan una diferencia significativa en el perfil de riesgo para los transportistas en comparación con los vehículos tradicionales y transportarlos puede representar un mayor riesgo para la industria marítima, al menos a corto plazo.

Para mitigar los riesgos de incendio que pueden resultar potencialmente de las baterías de iones de litio durante el transporte de vehículos eléctricos, el boletín de AGCS destaca una serie de recomendaciones que incluyen:

Garantizar que el personal esté capacitado para seguir los procedimientos correctos de embalaje y manipulación y que la gente de mar haya recibido capacitación para combatir incendios con baterías de iones de litio.

Asegurarse que el estado de carga (SOC) de la batería esté en el nivel óptimo para el transporte. Esto varía del 30 % al 50 %, según las recomendaciones del fabricante y la duración del viaje.

Revisar la información de datos de seguridad que describe el proceso y las acciones preventivas a tomar en caso de accidente.

Verificar que todos los vehículos eléctricos muestren una identificación en los parabrisas que detalle el tipo de batería.

Asegurarse que todos los vehículos eléctricos con poca distancia al suelo estén etiquetados, ya que esto puede presentar desafíos de carga/descarga.

Comprobar si los vehículos eléctricos tienen un sistema de batería en buen estado y asegurarse que no haya carga durante el viaje.

Verificar que todos los vehículos eléctricos estén debidamente sostenidos para evitar que se muevan durante el transporte.

Los sistemas de detección temprana son fundamentales, incluidos los turnos de vigilancia/incendios, los escáneres térmicos, los detectores de gas, los detectores de calor y humo y las cámaras de circuito cerrado de televisión.

Pasos de seguridad para el almacenamiento

Por lo tanto, el enfoque principal de todos los actores de la cadena de suministro debe estar en la prevención de pérdidas y la aplicación medidas de mitigación de riesgos, así como los pasos que se pueden tomar para garantizar un almacenamiento seguro.

Fuente: www.mascontainer.com