Maersk negocia otras dos series de órdenes de portacontenedores propulsados por metanol

Se cree que la línea naviera está en negociaciones para adquirir hasta diez buques de 17.000 TEUs.

Esta semana, trascendió desde diversas fuentes que Maersk estaba negociando otras dos series de portacontenedores propulsados por metanol con una lista de astilleros de primer nivel en Asia. Se cree que la línea naviera está en conversaciones avanzadas para adquirir hasta diez buques de primera línea de 17.000 TEUs y un número similar de buques para rutas regionales de unos 2.500 TEUs. Ambas ofertas de pedidos consistirían probablemente en cinco órdenes firmes y cinco opcionales, reportó Alphaliner.

Maersk ha sido un defensor del metanol como fuente de energía “verde” desde julio de 2021, cuando hizo su primer pedido de este tipo consistente en un buque de 2.100 TEUs al astillero Hyundai Mipo del Grupo KSOE. La entrega de la nave está prevista para mediados de 2023.

También, el año pasado, en agosto, Maersk concretó finalmente una orden de ocho buques de primera línea con motor de metanol de 16.000 TEUs y aumentó este número a 12 naves en enero de 2022. Todos ellos serán construidos por Hyundai Heavy Industries de Corea del Sur, que también forma parte de KSOE. Los rumores de que Maersk estaba interesada en realizar pedidos de buques de gran tamaño adicionales propulsados por metanol surgieron en junio y se apunta a que Hyundai Heavy es el favorito para su construcción.

Tomando como referencia los pedidos de Ocean Network Express para 2022 de diez buques de 13.700 TEUs preparados para combustionar amoníaco, realizados en mayo por US$166 millones por unidad, se espera que un buque de más de 16.000 TEUs con propulsión de metanol cueste al menos US$194 millones.

Queda por ver si los nuevos buques serán similares a las 12 unidades iniciales de Hyundai. La cifra de 17.000 TEUs, de ser cierta, sugiere que los buques adicionales podrían tener un nuevo diseño.

Dado que los 12 buques de línea propulsados por metanol están previstos entre principios de 2024 y mediados de 2025, la entrega de las primeras cinco unidades adicionales estaría prevista para el segundo semestre de 2025. Maersk pretende que todos sus buques de metanol funcionen con combustible “verde” y neutro en carbono lo antes posible, por lo que la naviera se aseguró inicialmente un suministro anual de 10.000 toneladas de metanol para abastecer su primera unidad de este tipo y, posteriormente, en marzo, firmó acuerdos a largo plazo para adquirir 300.000 toneladas anuales de metanol verde.

Otras líneas navieras optan por el metanol

Aunque Maersk fue el primero en optar por el metanol como combustible ecológico, no es la única naviera que ha apostado por este tipo de tonelaje. CMA CGM, también promotora del GNL, encargó en junio seis buques de 15.000 TEUs con propulsión de metanol de doble combustible.

El armador no operador MPC Containerships (MPCC), especializado en capacidad correspondiente a portacontenedores pequeños y medianos, encargó en julio dos buques de 1.300 TEUs para fletarlos a North Sea Container Line.

Tanto CMA CGM como NCL tienen previsto operar los buques con metanol lo antes posible.

Otros armadores también han hecho pedidos de buques multicombustible o flexifuel que podrían operar también con metanol.

Sin embargo, en algunos de estos casos, los buques podrían operar con combustible convencional y sus capacidades de combustible verde sólo servirían para proteger la inversión en el futuro

Fuente: www.mundomaritimo.cl