De qué forma la digitalización ayuda a combatir el desperdicio de alimentos

Durante muchos años la industria logística y sus clientes estuvieron a ciegas respecto a lo que sucedía dentro de los contenedores y los productos que se transportaban. No obstante, la tecnología ha empujado a una evolución en esta área y actualmente es posible para los productores y comerciantes ver el estado en tiempo real de la carga perecedera.

Chile es reconocido en la industria mundial por producir y exportar una gran variedad de especies frutales, tales como, cerezas, uvas, arándanos, paltas, entre otras. Por tal motivo, el uso de contenedores refrigerados es primordial para cumplir con su traslado y óptima conservación hacia los países de destino.

Maersk, mediante el uso de herramientas como la Gestión Remota de Contenedores (RCM, por sus siglas en inglés) permite a sus clientes el seguimiento del estado de los contenedores, a través de una plataforma llamada “Captain Peter”, un sistema de monitoreo digital instalado en cada uno de los contenedores refrigerados y que vigila la temperatura, la humedad, la atmósfera y la ubicación de la carga por medio de GPS.

Boris Aljaro, Jefe de Frutas y Verduras para la costa oeste de Sudamérica en Maersk, afirmó: “Actualmente, nosotros estamos enfocados en la integración logística, además del transporte marítimo, incorporamos servicios aéreos, el tren, depósitos, e información digitalizada a través de Captain Peter. Una herramienta muy completa que permite el constante monitoreo de los contenedores reefer, para que los exportadores cumplan con su entrega de la mejor forma”.

Con Captain Peter, los usuarios tienen a su disposición la visibilidad del estado de la carga, permitiendo un mejor control, ya que reciben notificaciones directamente en sus dispositivos móviles, compartiéndoles información de tal modo que si los parámetros se desvían del plan, puedan tomar medidas de mitigación.

Para las empresas, el uso de esta tecnología es fundamental para evitar pérdidas y desperdicio de alimentos. De acuerdo a un estudio de Maersk, el 28% de la pérdida de alimentos sucede durante la producción, mientras que el 22% se da durante el manejo y almacenaje; un 17% acontece en el proceso de distribución y colocación de alimentos en el mercado, y otro 28% se pierde durante el consumo final.

En Estados Unidos, algunas frutas requieren tratamientos únicos antes de la aprobación de la importación por parte del USDA (Departamento de Agricultura de EU), como el tratamiento en frío. En estas circunstancias, los registros de temperatura de los contenedores refrigerados se verifican antes de despachar los contenedores en la entrada del puerto.

En Sealand-Maersk, la Gestión Remota de Contenedores acelera este proceso, ya que permite monitorear y compartir datos de temperatura digitalmente con el USDA antes de que el buque llegue al puerto, lo que acelera la aprobación de la carga de tratamiento en frío.

La conectividad digital y los datos de visibilidad en tiempo real permiten que los remitentes obtengan datos críticos para evaluar la calidad del producto; que los informes digitales optimicen el rendimiento de la cadena refrigerada; y que los datos de visibilidad sean un factor fundamental para los envíos globales de contenedores refrigerados en la actualidad.

Fuente: www.mascontainer.com