CADENAS DE SUMINISTRO GLOBALES EL CAMBIO DE MENTALIDAD NECESARIO

US $507 mil millones quedaron atrapados en las cadenas de suministro mundiales por la pandemia. Así lo concluye un nuevo estudio de Accenture, según el cual, como respuesta a este escenario, las empresas están mirando hoy las cadenas de suministro como un elemento estratégico y no puramente operativo. ¿Qué otras reflexiones tienen los expertos para los líderes Supply Chain del futuro? Veamos…

Pandemia, conflictos bélicos, calentamiento global, recesión técnica, etc. Esta serie de “eventos desafortunados”, esperados o inesperados, combinados o aislados -sin duda- representan interrupciones persistentes que continúan revelando la naturaleza hiperconectada de las redes comerciales globales, así como el frágil acto de equilibrio que las mantiene unidas.

Sea cual sea la problemática por abordar, desde la sustentabilidad a la recesión económica, los líderes de la cadena de suministro se enfrentan a una realidad innegable: los desafíos más difíciles que afrontan hoy requerirán nuevos grados de cooperación. Existe una necesidad urgente de que las empresas se reinventen, forjen mejores relaciones con los ecosistemas, entrelacen tecnologías, colaboración y sostenibilidad por diseño, aprovechen datos confiables y emerjan con cadenas de valor más responsables.

A partir de la reflexión expuesta, también resulta relevante el rol del consumidor en los retos que los líderes de la cadena de suministro enfrentan. En este plano, y a partir de lo acontecido durante los dos últimos años y sus efectos en la realidad actual, se evidencia que los consumidores están en constante cambio, alineando sus requerimientos y exigencias de acuerdo con cómo evoluciona su escala valórica, por lo tanto, el “actuar” de las empresas queda bajo la lupa.

En esta línea, según establece el estudio “One Connected Supply Chain”, publicado recientemente por Accenture, “un 50% de los consumidores aseguran que la pandemia les ha hecho repensar su propósito personal y reevaluar lo que es importante para ellos en la vida”. Estos consumidores, indica el estudio, “están cambiando sus hábitos de compra constantemente, afectando (o influyendo) en la performance de, al menos, catorce industrias (cubiertas por la investigación)”, indica el documento.

Por otra parte, el estudio de Accenture muestra que, producto de la pandemia, en las cadenas de suministro de las empresas más grandes del mundo quedaron atrapados US $507.000 millones de liquidez, una cifra sin precedentes. Si consideramos este impacto financiero y la presión constante que imponen los consumidores (sin mencionar, los “eventos desafortunados” que afectan al comercio y al suministro global), es claro que los cambios deben producirse y los líderes de la Supply Chain están reevaluando la cadena de suministro como algo estratégico y no puramente operativo.

CADENA DE SUMINISTRO CONECTADA Y COLABORATIVA

En los últimos cinco a diez años, los líderes han reevaluado el papel de la cadena de suministro a medida que pasa de operativa a estratégica, de intercambio entre pares a flujos comerciales complejos de múltiples empresas. Y están demostrando cada vez más que la inversión en la cadena de suministro puede ser un punto de diferenciación, impulsado especialmente por las demandas cambiantes de los consumidores.

Los líderes de la cadena de suministro se están dando cuenta de que se necesita colaboración y asociación con partes fuera de su organización para brindar la agilidad, la resiliencia, la automatización, la sostenibilidad, la seguridad del suministro y los conocimientos de Big Data de los que depende un futuro exitoso. Los consorcios de empresas con ideas afines están buscando reducciones de costos y una mayor eficiencia mediante la combinación de talento y recursos, buscando mejorar las formas en que trabajan juntos y reducir el costo de la conciliación y las auditorías.

En este plano, Marcos Alexandre Lopes, Líder de Industry X para Accenture Hispanoamérica, explicó que “hasta ahora, las cadenas de suministro se habían construido para dar prioridad a los costos operativos y la previsibilidad, no la resiliencia, la agilidad o la visibilidad profunda que necesitan las empresas para mitigar las interrupciones operativas. La solución es la colaboración y la asociación en torno a una ‘única fuente de verdad’, una sola cadena de suministro conectada”:

Según el experto, las nuevas tecnologías permiten ahora una reevaluación total de cómo abordar las deficiencias existentes en la cadena de suministro y la creación de nuevos modelos de negocio y ofertas de productos basados en información en tiempo real. En este contexto, los stakeholders están cada vez más abiertos a aprovechar las soluciones de datos compartidos. Ante esto, las empresas que dejan de lado las limitaciones de las estructuras legadas y explotan todo el potencial de la innovación, están mejor posicionadas para ofrecer la agilidad, confianza y la transparencia holística que la cadena de suministro necesita.

Se trata de avanzar hacia una sola cadena de suministro conectada, explicó Lopes, agregando que “cuando una cadena de valor es capaz de operar desde una fuente de información compartida, permite pasar de una cadena de suministro lineal de niveles desconectados, a redes robustas. Esto ofrece oportunidades de optimización operativa basadas en información fiable; permite impulsar la automatización de procesos en el ecosistema; el surgimiento de nuevos modelos financieros y estructuras comerciales; y reducir la desincronización”.

El experto agregó que “una cadena de suministro conectada ayuda también a las empresas a alcanzar en conjunto los objetivos de sustentabilidad, ya que se puede alcanzar una huella de carbono dinámica que se actualice automáticamente a medida que los productos avanzan en la cadena de valor. Esto permite a las organizaciones automatizar el cálculo de carbono para sus líneas de productos, lo que puede alimentar la imagen total de las estrategias de compensación/descarbonización que deben seguir”.

Según el estudio de Accenture, desde el punto de vista de la eficiencia operativa, la mejora de la visibilidad gracias a blockchain ayuda a crear oportunidades para la reducción de inventarios. Cuando los compradores y vendedores de una red de suministro son más capaces de percibir la oferta entrante y/o la demanda esperada, así como predecir mejor las interrupciones en la cadena de suministro, se puede operar de forma más eficiente con menos residuos y menos emisiones.

Marcos Alexandre Lopes concluyó que “la demanda de los consumidores cambia más rápido de lo que las cadenas de suministro pueden reaccionar. Y la visibilidad en silos y la escasa colaboración limitan la eficacia de varias actividades a nivel de red, como la capacidad de respuesta, la resiliencia, la sostenibilidad y más. Esto significa que es el momento de actuar ahora, junto con el ecosistema. Las nuevas capacidades, como el blockchain y los sistemas que facilitan una mejor colaboración, permitirán a los ecosistemas de socios reinventar el futuro juntos”.

CAMBIO DE MENTALIDAD

“El cielo es el límite en términos de crear un ecosistema totalmente integrado en todos los mercados e industrias”, a partir de esta frase, el estudio de Accenture aborda los “beneficios del intercambio de datos confiable”, los cuales se pueden obtener tanto de forma incremental como saltándose los pasos intermedios y pasando directamente de los procesos manuales y en papel a un intercambio de datos gestionado digital y más amplio.

Pero a qué apunta este “intercambio de datos”, según ha propuesto el estudio, “implica que las empresas reconozcan que los sistemas multipartidistas son una oportunidad para colaborar, no para competir, con socios en una sola red. Sobre todo, significa abrir la mente a la realidad de que dar los primeros pasos hacia una fuente de verdad compartida es un valioso punto de partida en el camino hacia la transformación empresarial”.

En este plano, el documento indica que “cuando una cadena de valor puede operar desde una “única fuente de verdad” compartida, permite pasar de una cadena de suministro lineal, de niveles desconectados, a redes sólidas de “muchos a muchos”, permitiendo oportunidades para la optimización operativa basada en información confiable.

A partir de lo expuesto, el estudio recalca el rol de las nuevas tecnologías, que ahora permiten “una reevaluación total de cómo abordar las insuficiencias de la cadena de suministro existente y la creación de nuevos modelos comerciales y ofertas de productos basados en información en tiempo real, en lugar de pronósticos trimestrales”, pudiendo integrar en esta dinámica de captura/difusión de información a todas partes interesadas, incluidas proveedores, distribuidores y proveedores de logística que, según estiman los expertos de Accenture “están cada vez más abiertos a aprovechar las soluciones de datos compartidos con sus socios”.

En este punto, el estudio recalcó lo dicho por David Treat, director general sénior de Accenture Tech Incubation Group, quien en un artículo reciente de Forbes destaca la oportunidad de compartir datos, indicando que “Si (una empresa) está trasladando sus aplicaciones y datos a la nube y sus partners comerciales también, ¿por qué no hacerlo juntos? ¿Por qué mantener una estructura en la que un lado envía su visión del mundo, el otro lado envía la suya y luego cada uno reconcilia y confirma el estado del juego solo para hacer algo? para aprovechar la lista completa de innovaciones en el horizonte, deberá compartir datos e ideas con otras organizaciones”.

Sin duda la reflexión de Treat nos posiciona frente a una posibilidad de evolucionar en las relaciones corporativas y competitivas bajo una mirada solidaria (si se quiere) ¿una utopía? En opinión de esta redacción, la historia nos enseña que un trabajo mancomunado y colaborativo genera más réditos – en cualquier ámbito- que el trabajo en silos. Algo así como “la unión hace la fuerza”.

VISIBILIDAD. EL DESAFÍO

Como siempre, al cierre resulta interesante destacar la visión de los expertos en torno a ¿Cuáles son los principales desafíos actuales para los líderes de las cadenas de suministro? Pues bien, desde Accenture, la primera propuesta apunta al “seguimiento impreciso de los atributos, la propiedad y el movimiento de los productos, junto con importantes lagunas de datos, que impedirían que las empresas vean la imagen completa de sus cadenas de suministro”. En concreto, esto puede conducir a:  falsificación de productos y fuga de ingresos; falta de información respecto a la procedencia de productos en varios niveles; dificultad para rastrear la información del producto para la garantía y el mantenimiento; visibilidad limitada del suministro a nivel de red o disputas de facturas de flete que surgen de desacuerdos sobre el viaje del producto.

¿Cuál es la oportunidad? La información verificable sobre productos, métodos de producción y procedencia es clave para confiar en las marcas. “Para mantener esa confianza, los líderes de la cadena de suministro necesitan una mejor visibilidad de las cadenas de valor de sus productos y la capacidad de brindar total transparencia a los reguladores, consumidores y socios comerciales. Además, compartir selectivamente datos agregados entre socios puede permitir una planificación y ejecución más sólidas”, indica el reporte.

Fuente: www.revistalogistec.com