BLACK FRIDAY: LA LOGÍSTICA QUE PERMITE ESTOS EVENTOS MASIVOS DE VENTAS

Este viernes 25 se da inicio a una nueva versión local del Black Friday, evento organizado por las Cámaras de Comercio de Santiago, Valparaíso y Puerto Montt, y que reunirá a más de 550 tiendas online. La campaña, que se extenderá hasta el lunes 25 de noviembre, será el puntapié inicial de la temporada navideña, por lo que se espera supere las 4 millones de transacciones registradas en el último CyberMonday realizado en octubre recién pasado.

Si bien el Black Friday proviene de la tradición estadounidense -la masiva liquidación de productos el viernes posterior al día de acción de gracias-, esta campaña se ha extendido por el mundo, y Chile no es la excepción. Las grandes tiendas y retail se preparan para despachar más de un millar de compras, las que pondrán a prueba una vez más la logística de despachos del sector. Esto porque, con la masificación del e-commerce, ha incrementado la exigencia de los consumidores, quienes esperan recibir sus productos en tiempos cada vez más cortos, poniendo a prueba la logística detrás de las grandes tiendas y retail en general.

Las ventajas de operar en centros logísticos multiempresas

La reducción de tiempos en traslados es fundamental en la carrera por lograr despachos más ágiles. Así lo han identificado las tiendas, que en los últimos años han preferido operar desde centros logísticos multiempresas. En estos espacios, encuentran en un solo lugar todos los servicios necesarios para su funcionamiento: arriendo de oficinas, salas de capacitación, casinos, maquinarias, bencineras y electrolineras para la carga de vehículos, además de los servicios de infraestructura y administración. Aquí también interactúan con otras empresas proveedoras, siendo claves las de última milla, que permiten realizar el despacho directo hacia el destinatario final.

“Años atrás, las tiendas tenían oficinas desde donde realizaban tareas de administración, bodegas en otro lugar y, desde ahí, trasladaban sus productos hacia el centro de distribución para el despacho a pequeñas tiendas donde compraba físicamente el consumidor. Hoy, el proceso se ha acortado bastante. En los centros logísticos multiempresas, como los nuestros, en el mismo lugar se encuentran oficinas, bodegas y distribución, despachando los productos directamente a los consumidores del comercio online”, explica Raimundo Prieto, gerente de operaciones de Bodegas San Francisco. De esta manera, se disminuyen los kilometrajes del transporte de carga, emisiones atmosféricas y, lo más clave, el tiempo.

Los esfuerzos adicionales para el éxito del Black Friday

Si bien la operación y distribución de productos se optimiza en los centros logísticos multiempresas, la exigencia que ponen eventos de venta masiva como el Black Friday requiere implementar acciones adicionales para evitar atochamiento en el flujo vehicular producto de la multiplicación del transporte de carga y, en general, garantizar una operación fluida para la pronta entrega de los productos a los consumidores.

“Efectivamente se requiere un esfuerzo extra en estas fechas. En Bodegas San Francisco tomamos medidas efectivas como extender los horarios de nuestro servicio con reforzamiento en los equipos, más porterías funcionando, controladores extra para mantener el tránsito de camiones y furgones ordenado, además de tener extremo cuidado en la seguridad”.

La eficiencia además está dada por la sinergia que se produce dentro de los centros logísticos multiempresas, donde los grandes retail y los operadores de última milla se encuentran e interactúan en un mismo lugar.

Black Friday en cifras

• En eventos masivos, como el Black Friday, las ventas pueden superar los 4 millones de compras, tal como ocurrió en el pasado CyberMonday de octubre.
• Para cubrir la mayor demanda en estas fechas, los centros logísticos multiempresas de Bodegas San Francisco deben funcionar las 24 horas del día, reforzando la dotación habitual.
• El flujo de transporte de carga desde y hacia los centros logísticos multiempresas aumenta cerca de un 10%. Por ello, en eventos de venta masiva como el Black Friday se establecen medidas adicionales que permiten mantener el orden y evitar congestiones vehiculares.

Fuente: www.revistalogistec.com